viernes, 7 de agosto de 2009

Chichito y el "Pata de lana" del barrio...

Chichito - salvaje y mocoso loquito


Rúben, se llamaba o se llama – no sé si aún sigue viviendo en "La Porteña", pero el nene salvaje al que le teníamos miedo cuando eramos chiquitas, todo el barrio lo conoce como "Chichito"

Rúben tenía alguna deficiencia neurológica, no sé cual, pero bueno…somos humanos! y los animales humanos somos gregarios y tenemos esa costumbre de des-gregar de alguna manera de la manada aquél que por algún motivo es diferente y no nos hace sentir cómodo al resto.

A "Chichito" casi todos en el barrio (pobrecito!) lo discriminábamos, lo dejabamos fuera, por loquito y salvaje…los nenes, los grandes…


Yo creo que Ruben andaba por la vida con un garrote pidiendo amor! ni más ni menos…si llamando la atención a los garrotazos!

Estoy convencida que cuando somos chiquitos nos van programando de alguna manera a tenerle miedo a lo que es diferente!...en nuestro caso, cuando nosotras eramos unas chiquititas, "Chichito" era a alguien a quien, por algún motivo teníamos que tenerle miedo.

Yo me quedé con esa sensación muy fea sobre él, incluso cuando me hice grande, "adulta"…

Pero, afortunadamente una a veces en la vida tiene una segunda oportunidad –o varias más hasta que no aprende la lección-

Resulta que Chichito vivía, tal como dice Caro, en la misma calle que la familia Sanchez, y en esa calle del Barrio "La Porteña" vivían o viven mucha gente que para mí fue y es muy importante en mi vida. Entre ellos la familia Algué…y la familia Martinez (Darío, Gabriel, Javier, Anahí)

En algún momento de mi adolescencia, en la que toooodos la pasabamos en casa de Darío, un grupo muy, muy grande de amigos, entre ellos Pablo, Carla, Gabriela, Edgardo, Diego, Silvia "la tili", y muchos, muchos otros…(yo creo que en algún momento habremos superado casi las 80 personas itinerantes en esa casa!) tuve mi segunda oportunidad con Chichito!

Tenía que aprender a descubrir qué era lo que "Chichito" tenía que enseñarme en la vida!

Darío, entre tantas cosas que aprendí de él, me acuerdo que se enojó mucho conmigo una vez que yo lo critiqué duramente por que él dejaba que sus hijos, que eran casi bebés, Anahí, Javi y Gabi anduvieran jugando cerca de Chichito o incluso con él!!

Así que después del sermón de Dario, preguntándome por qué era tan prejuciosa, no tuve otro remedio que contarle mi preocupación infantil…y…hablando, hablando me di cuenta que no tenía mucho argumento para fundamentar los por qué…tan sólo repetir esos malos hábitos adquiridos de discriminar lo diferente…

Darío me ayudo a superar eso.. me enseñó a acercarme a Chichito, darle de alguna manera un poco de afecto…y debo confesar que al principio me resultó dificil superar mi trauma y prejuicios infantiles!!!

Y Rúben, ya grandecito, seguía siendo el mismo nene salvaje! obviamente, pero cada vez que uno se paraba para conversar con él y le demostrabas interés, se desarmaba como un terroncito de almíbar…

Chichito resultó ser un nene que tenía mucha necesidad de recibir y dar amor…

Así que una vez que te hacías "amiga" de Chichito, él se transformaba en una especie de guardaspalda tuyo…andaba en bicicleta –ya sin palos ni garrotes- y sabía absolutamente todo de vos –no sé cómo lo hacía- pero sabía si andabas de novia con fulano o sultano, o si transabas a éste o aquel, bastante chusma habia resultado el Chichito éste…y te decía…"No, ese es malo…no te conviene"! jajaja …

Chichito, todo un personaje!!!

Siempre se reía y mucho, salvajemente.

Una vez que le abriste las puertas de tu corazón, el pasaba con la bici a toda velocidad..riéndose a carcajadas, y si...siempre rotoso, llenos de mocos en la cara y con la misma cara de loco sacado tal como Caro lo recuerda, a pesar de que Caro no lo vé desde que ella tenía...6 - 7 años?!

Chichito frenaba en la puerta de la casa de Darío, y si sabía que una estaba ahí, desde la ventana –siempre abierta en casa de Darío- te cantaba una serenata, dedicada con tu nombre…hasta que descubrimos que Chichito le cantaba la misma serenata a todas…a mí, a Silvia, o alguna de las otras chicas…

Ja! Chamuyero también el Chichito!!!…a todas nos decía que eramos las más lindas, las más buenas!!!

A todas nos decías lo mismo!!! Hombres!!! ni vos Chichito zafas de ese destino!!!

Mis lecciones aprendidas:

1- No discrimar a los nenes salvajes. Piden amor salvajemente, como mejor les sale…aún rotosos, llenos de moco, y con garrotes en la mano.

2- Hasta los nenes salvajes le dicen a todas las mujeres lo mismo – al fin y al cabo son hombres!


Tito - el Quinelero

Nooo! no podés recordar eso jajaja! Caro, cómo me rei al leerlo!!!

El Quinelero – sin i- costumbre popular de comerse alguna letra cuando hablamos de algún personaje folcklórico! :)

El señor que levantaba quiniela clandestina por el Barrio

No puedo recordar el nombre! tendré que preguntarle a la "Yuyo" mi vecina, ella vive desde siempre en la casa pegadita a mi casa de Hudson.

La Yuyo, desde que tengo uso de razón, juega toooodos los días de su vida a la quiniela clandestina. Apuesta dinero a todas las que se juegan –la nacional, la de provicia de Buenos Aires, la de Córdoba, la de Santa Fé…incluso a la quiniela de…Colonia! obviamente, la Yuyo – es uruguaya! y no sólo jugaba y sigue jugando a tooodas, sino que "la matutina", la "de la tarde", "la nocturna", y si hay alguna otra que aparece, insólitamente, por las dudas también la juega.

Asi que basta con decirle a Yuyo.. "hoy soñé tal cosa"…Y ya le juega al 56 si soñaste que te caías!

Si te vas de viaje, la Yuyo te pregunta las últimas cifras del billete, o el número de asiento, y le juega a todas las quinielas...

O si cumplis años, le juega a la fecha de nacimiento tuyo, al derecho y al revés, a los años que cumplís y a los años que dejaste atrás...

Y si soñaste que se te rompieron los huevos, le juega al doble cero en todas las quinielas!!

(a nuestros lectores internacionales debo explicarles que al menos en Argentina, no sé si será así en otras partes del mundo, para los apostadores de los juegos al azar, existe una tabla con los primeros 100 números para los que cada número tiene asignado algún significado: el 00 son "los huevos", el 18 es "la sangre", el 15 es "la niña bonita", el 56 es la "caida", el 48 es "el muerto que habla"…esos son algunos de los que me acuerdo haber aprendido de la Yuyo, la vecina que vive al lado de mi casa en Hudson, la mamá de Juan y Adolfo, y que fue obviamente una de las mejores amigas de mi mamá, a tal punto que es la madrina de mi hermano Osvaldo…por eso en casa él es el día de hoy que le dice tía Yuyo…(revelo el nombre real de ella, algo que ella no le gusta, se llama ADELFA! pobre la mataron con ese nombre!!

Bueh,…otro día hablaré sobre los Fernandez-Rotella, mis vecinos uruguayos…(la familia de la Yuyo!)

El Quinelero…creo que se llamaba TITO!!! (si si…van fluyendo en la memoria cosas que hacía siglo que no registraba en mi mente!!!), era fanático de los Ford-Taunus ( recuerdo la exclamación de admiración de mi papá...cada vez que pasaba "el Tito": QUE FIERRAZO ESE AUTO!!),

El Tito siempre venía con alguno 0 km, lujoso, brillante…en estos momentos recuerdo, el Taunus rojo…el Ford Taunus amarillo patito, el Ford Taunus blanco con los bordes negros...en el transcurso de la infinidad de años que ha pasado por las puertas de las casas del barrio y las "chicas" paraban a El Tito, se ponían a hablar con él a través de la ventanilla del auto y cash…la transacción, pagando la apuesta respectiva.

El Tito éste era terrible! sé que tuvo varios romances, tan clandestinos obviamente como las apuestas de la quiniela que levantaba puerta por puerta por el barrio.

Claro, imaginate!!!…Barrio "La Porteña" una isla perdida en medio del campo, no habían muchas cosas para hacer una vez que todos entraban en rutina, por lo menos muchas de las señoras casadas se quedaban solas en sus casas cuando sus maridos se iban a trabajar y sus niños a la escuela…así que Tito, so excusa de levantar los números que las señoras aburridas apostaban, les hacía el galante juego de seducirlas.

Varias han sido las señoras que cayeron en sus redes…tanto como que el Tito ha caído varias veces en las redes de alguna particular señora…que era una especie de infartante-viuda-negra, muy puta - …la rubia Betty! muy puta, hasta se encamaba con los hijos o los maridos de sus mejores amigas! no dejaba títere con cabeza!!!

No saben qué quilombos que se armaban por las calenturas de la Betty esa!!

Así que si el Ford – Taunus del Tito se quedaba parado varios minutos en la puerta de alguna casa en el Barrio…y si el Tito no estaba dentro del auto…mmmmm ahí había gato encerrado!! .:)

Tito ha sido uno de los más famosos "pata de lana" del Barrio La Porteña!!

Las chicas solas del Barrio, seguramente siempre le han estado muy agradecidas., el Tito rompía a vocinazos sus siempre-lo-mismo rutinas.

Y los maridos también, pagando las cuentas de las apuestas de las chicas para que no se aburran durante el día, festejaban cuando las chicas acertaban algún numerito ya que el Tito pagaba 7 veces más de lo que habias apostado - o algo así!

_______________________________

Sobre PEDRO - El diariero de la Estación de Hudson hablaré en otra oportunidad...porque ando a las corridas hoy...

Y sobre Mamá- CRISTINA y sus tortitas negras, por supuesto que tengo en mente burbujeando un capitulo unitario más que especial dedicado a ella!!!


Abrazos a todos los que nos leen, entre ellos mucha gente querida que hace mucho tiempo que no veo! - Muchas gracias por sus mensajes y comentarios!

La verdad que no pensé que los relatos de nuestros recuerdos pudiera gustarles tanto!! :)

Eve :)

2 comentarios:

diego gimenez dijo...

tené que escribí un libro tené!
pero despué no andé de noche por el barrio porque si seguí mandando al frente así...

Eve- Chocolate...MOROCHAAAAA dijo...

Jajaja!! eH fierita vo' también tené que escribí un libro!

Que te pasa! si loco mando al frente! si no le gusta olivá para otro lado!todo mal loco, yo a la noche voy por el barrio igual porque me la banco!

jajajajaja!!!
DIEGOO COMO TE QUIEROOOO!!!!!